Los eruditos especializados en la materia dividen la historia de la iglesia en seis grandes períodos generales, mismos que se encuentran registrados de la siguiente manera:

LA IGLESIA APOSTOLICA

En este segmento podemos encontrar todo lo relacionado con la iglesia desde la ascención del Señor Jesús, en la primavera del año m del siglo l, hasta la muerte del apóstol Juan, allá en el año 100 despues de Cristo

LA IGLESIA PERSEGUIDA

Ahora vamos a encontrar en este período todo lo que sucedio desde el año 100 hasta el 312 (1), es decir, de la muerte del apóstol Juan hasta el edicto de Milán, lo que puede ser considerado como el tiempo de los años difíciles de la iglesia cristiana.

LA IGLESIA IMPERIAL

Aqui la historia trata todo lo relacionado con la forma en que la iglesia llegó al poder, al grado de convertirse en iglesia de estado o imperial, la cual data desde el Edicto de Mila’n hasta la caída de Roma, años 312 al 476, (2) un total de 164 años.

LA IGLESIA MEDIEVAL

En un período verdaderamente largo que contempla desde el (3) año 476 al 1453 despues de Cristo, veremos el curso que tomó la iglesia desde la caída de Roma hasta la caída de Constantinopla en una serie de pasajes interesantes, y en ocasiones hasta desconocidos.

A raíz  del cambio de capital del Imperio Romano, se comienza a manifestar en el seno de la Iglesia una contundente y cada vez más aguda separación entre oriente y occidente. ruptura que aflora en forma abierta en el siglo XI.
A continuación vamos a detenernos un poco en analiLar la lista de diferencias entre las corrientes referidas.
img_0064
De esta forma, y ya terminado el siglo XI, el cristianismo tiene definitivamente dos centros de poder: Oriente y occidente. En ambos polos hallaremos la fuerza clerical desplazando por completo el ministerio de los laicos e instituyendo un sacerdocio indispensable como infranqueahle.

LA REFORMA PROTESTANTE
Este segmento comprende desde la caída de Constantinopla, en el año 1453, hata el fin de la guerra de los 30 años, enel 1648 de nuestra era. (4)

LA IGLESIA MODERNA
Desde el fin de la guerra de los 30 años, en 1648, hasta el año 1901 (5)
Por otra parte y sin duda alguna la época decisiva es cuando llega el fin de la Edad Media, entre los siglos XI y XVI cuando empiezan a brillar gigantes luces sobre las densas tinieblas que habían prevalecido por centurias. Ahora comienzan a brillar luces de libertad, luces combatientes, a las que Roma, desde su centro de operaciones, condenará a la muerte, sea por medio de la hoguera o empleando la horca y la guillotina.
Sin embargo, son estos próceres el anticipo oportuno de la magna Reforma que viene galopando. Algunos de estos grandes hombres hubieran deseado par’ticipar de los hechos de Wittemberg, punto que marca el tercer poder
cris’tiano dentro de la iglesia
A contin’uación enlistamos a los próceres (7)

– Anselmo, año 1033-1109, de origen italiano

– Pedro Abelardo, 1079-1142, fundador de la Universidad de París. – Bernardo de Claurvaux, 1091-1153.

– Los albigenses del año 1170 en Francia.

– Los valdenses del año 1170, en Lyon, Francia.

– Juan Wiclif, año 1324-1384, en Inglaterra.

– Juan Huss, año 1369-1415 en Bohemia.

Todos estos hombres de Dios, valiosos en su género, sean filósofos, predicadores o teólogos.

Pues bien, la Reforma basada en la Palabra de Dios, y encabezada por el ilustre fraile, doctor Martín Lutero, en Alemania, siguió rápidamente a todo el norte de Europa, llevando la transformación total a las naciones que la acogieron.
Es justo, necesario y saludable hacer referencia al Renacimiento, a la aparición de la imprenta en caracteres mo’vües y al espíritu nacionalista de Europa, ingredientes que fueron detonantes muy decisivos para el gran movimiento reformador.
Naturalmente, la venta de indulgencias llevada a cabo por Tetzel en los dominios de Lutero, fué la gota que derramó el vaso, por lo que en vísperas del Día de Todos los Santos Difuntos, 31 de octubre del año 1517 (8), aparecieron oportunamente y contestando a una necesidad impostergable, las famosas, las históricas 95 te’sis clavadas en la puerta de la catedral de Wittemberg.
Martín Lutero, convencido de la verdad que ha proclamado, no lo han de hacer retractarse ni la hula papal, ni la cita de la Dieta de Worms, (9) ni los demonios, aunque e’stos sean tantos como tejas que cubren los tejados.
Después de todo, se abriría como un Elim el Castillo de Wartzburgo y lo acogerá el elector Federico de Sajonia y hará circular el Nuevo Testamento en el lenguaje del pueblo, para que todo el mundo lo entienda, y Alemania se ha de dividir entre católicos y reformadores, y la Dieta de Espiral ha de fracasar en su intento reconciliador, y allí, en medio de una serie de circunstancias adversas, pero siempre bajo la voluntad de Dios. el protestantismo avanza.

Pero allí no para el gran movimiento, pues ha de seguir en España y Suiza, donde aunque muera Zwinglio , surgiría Juan Calvino, ideólogo, líder, reformador y gran teólogo. Y así, saltaría la palestra el reino que incluye a Dinamarca, a Suecia y Noruega. Los franceses, aunque en menor escala, pero no faltarán, oirán. la voz de su precursor Jacobo Lefebvre (10) quien en 1512 había proclamado la justificación por la fé, y a pesar del genocidio de la tenebrosa y tristemente célebre noche del día 24 de agosto de 1572, llamada la noche de San Bartolome, el protestantismo francés no ha de ser aniquilado.

Por su parte, Holanda y Bélgica, pese a la crueldad española, han de aparecer en la línea protestante. No ha de ser menos Inglaterra; ha de brillar Juan Knox en Escocia, año 1514-1572, surgiendo así el presbiterianismo.

fuente- libro de la historia de las asambleas De Dios en México por Alfonso de los reyes – transcrito y publicado bajo el concepto de ser autorizado por el autor según cita en su propio libro.
Que te causó este contenido?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry
You have reacted on"LOS 6 GRANDES PERIODOS DE LA HISTORIA DE LA IGL..." A few seconds ago
>