PROVERBIOS 3:10 – VERDAD CENTRAL
La mujer puede vivir en plenitud cuando comprende la razón de su existencia y se proyecta en la trascendencia de su misión personal social y espiritual.

DESARROLLO DE LA LECCIÓN

I. RAÍCES HISTÓRICAS DEL MOVIMIENTO FEMINISTA

Se ha usado comúnmente la analogía de la ola para describir cada una de las etapas históricas del feminismo. En cada una de éstas, los grupos feministas han enarbolado distintas banderas según la corriente de pensamiento en que apoyan sus ideas.

  1. La primera ola
    Se pueden rastrear sus bases hasta los siglos XV y XVI. durante la transición entre la Edad Media yla Edad Moderna, pero hace su aparición en el siglo XV…. en el contexto de las revoluciones liberales. Las demandas principales de las mujeres son su derecho a la participación política y el acceso a la educación y el trabajo.

2. La segunda ola
Se dio desde mediados del siglo XIX. Su reclamo principal fue el derecho al voto. El primer país en otorgárselos fue Nueva Zelanda. en 1893. En México no fue posible hasta 1953. Además, las mujeres reclamaban el acceso a la educación superior. criticaban la obligatoriedad del matrimonio y comenzaron a liberarse en su aspecto físico.

3. La tercera ola
Llegó en la década de los sesenta. Ahora sus demandas se centran en la abolición del ”patriarcado». Se lucha en contra de los estereotipos de la mujer en los medios de comunicación, el arte y la publicidad. Dos obras le dieron impulso: El segundo sexo. de Simone de Beauvoir y Místico de la feminidad, de Betty Friedan. A partir de aquí empiezan a diferenciarse diversas ramas del feminismo: ya no se puede hablar de un solo movimiento.

4. La época actual
Es en esta época que el activismo presencial y a través de las redes sociales han cobrado protagonismo. El feminismo actual plantea el fin de los privilegios establecidos históricamente hacia el hombre, y repudia la violencia de género. Luchan también por el derecho a la interrupción legal del embarazo.

Este feminismo tiene como objetivo la independencia total de la mujer de cualquier rol o función social como propia de su género. La libertad total sin remordimientos mora‐ les ha sido su emblema Una de sus representantes. Rebecca Walker escribió hablando de los hombres: No vote por ellos a menos que trabajen para nosotras. No tenga relaciones sexuales con ellos, no porta el pan con ellos, no los alimente, si no le dan prioridad a nuestra libertad de controlar nuestros cuerpos y nuestras vidas. La lucha no se centra ya en ocupar un rol social con dignidad, sino en vivir libre de cualquier compromiso. incluidos los valores morales tradicionales.

II- RESULTADOS DEL CAMBIO SOCIAL FEMINISTA

1. En su persona 
Predomina en ella el individualismo y la falta de solidaridad. Busca su propia realización en el campo social y profesional como una forma de autosatisfacción «revanchista» en relación con el varón. Aboga por la propiedad exclusiva de su cuerpo, y, en consecuencia, por el “derecho» al aborto y por el “derecho» al hijo fuera y dentro del matrimonio y de la relación heterosexual. Por tanto, opta por la soledad como concepto de vivir, rechaza el compromiso matrimonial o lo vive de forma individualista y condicional. Rechaza su maternidad y reduce su vida sexual a “salud reproductiva».

Es una mujer que busca un tipo de religiosidad que alimente sus necesidades emotivas, pero en muchos casos puede caer en depresiones que terminan en suicidio 0 en desórdenes como alcohol. drogas o trastornos alimenticios.

2- En el matrimonio
La carrera competitiva de la mujer ante el varón ocupa un lugar prioritario en su vida y aplaza el matrimonio, con lo que aumentan las uniones libres, la anticoncepción y el aborto.
El matrimonio se maneja en términos de contrato. El dinero y la competencia profesional se convierten en frecuentes motivos de divorcio y separación de los cónyuges. Se confunden los papeles del hombre y de la mujer en la unión matrimonial, la formación del hogar y la educación de los hijos, perdiendo mucho de la singularidad de cada uno.

Desaparece la dimensión de entrega mutua, reciprocidad y «unidad de los dos» en la complementariedad.

3. En la familia
El feminismo radical trae consigo la crisis de la estructura familiar. Las perspectivas de género ponen en tela de juicio la misma institución familiar. Se han propuesto leyes para la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Abundan las familias monoparentales. La mujer ve a la familia como un obstáculo para su libertad. Busca liberarse de su papel de madre y educadora para realizarse fuera del hogar y se rehúsa a la función de formadora Los hijos no reciben en su primera infancia los códigos de conducta que garanticen su futura madurez y equilibrio como personas.

4- En la sociedad
El feminismo ha llevado a que se desarrollen una serie de sistemas laborales que enfrentan maternidad y trabajo. Las mujeres se ven obligadas a renunciar a su identidad para proyectarse en un mundo profesional. Hay mujeres que desean tener hijos y no pueden. pues necesitan trabajar y las condiciones laborales les niegan esa posibilidad. En el escenario contemporáneo se contempla a los movimientos feministas participando activamente por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Pero la pelea es mucho más que aborto o no aborto, es el derecho al propio cuerpo, a la sexualidad y a la libertad.

Movimientos como la ola verde que promueven la ampliación del derecho al aborto, y la ola celeste que se oponen a la norma porque defienden “las dos vidas», han tomado las calles y han convertido las movilizaciones en una estrategia de lucha.

lll. LA MUJER EN PLENITUD

1. Su identidad

Las Escrituras desde sus primeros postulados en el Génesis, dignifican el propósito y papel de la mujer. Lo primero que la Escritura establece es que al igual que el hombre, la mujer fue creada a imagen de Dios, por lo tanto, es de gran valor: Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Génesis 1:27). Su dignidad comienza desde el hecho de ser una creación divina con un elevado propósito (Génesis 2:1 8). La igualdad de la mujer en este aspecto no es nunca asunto de discusión en la Biblia. Pero, aunque son iguales en cuanto a su dignidad, a la vez son diferentes y complementarios con respecto a su identidad sexual, con roles específicos asumidos libremente por cada uno de ellos.

Jesús mismo dio dignidad a la mujer en una cultura por demás dominada por el hombre. Habló con una mujer samaritana (Juan 4:9); dio un trato gentil y misericordioso a la mujer adúltera (Juan 8:11); honró la fe de la mujer que tocó su manto en vez de condenarla por estar en un lugar público contaminando ritualmente a todo el mundo a su alrededor (Lucas 8:47‐48); y defendió públicamente la acción de la mujer que ungió sus pies con perfume como honorable a pesar de su cuestionable pasado (Lucas 7:44‐47).

El evangelio trajo un aire de libertad y de revalorización de las personas por encima de las diferencias sociales. éticas y de género. Las mujeres cristianas también reivindicaron su reconocimiento en la sociedad, en la familia y en la iglesia. La mujer redimida alcanza ante Dios el valor pleno de un alma rescatada con un papel de miembro del cuerpo de Cristo al igual que el varón. Ella es también linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios…(1 Pedro 2:19).

  1. Su misión
    La mujer fue creada para ser la ayuda idónea del hombre (Génesis 2: 1 8). El Creador divino determinó la misión de la mujer por la manera fisica en que la constituyó.

La mujer está llamada a ser formadora de las nuevas generaciones en aquellos valores que construyen al hombre según su auténtica dignidad de persona Cuando la sociedad favorece esa labor prioritaria. se garantiza el progreso de la humanidad. La mujer en alianza con el hombre.se convierte en su esposa. Asi establece en la familia los lazos de amor que fortalecen a la humanidad. Su dimensión de esposa es un bien para la humanidad. dado que construye la comunidad humana desde una institución libre y madura basada en un amor duradero y total. Pero las Escrituras tampoco coartan el derecho de la mujer de emprender )! trabajar.

El mejor ejemplo de ello lo tenemos en la virtuosa mujer descrita en el último capítulo de Proverbios. La extraordinaria mujer que se presenta es emprendedora (v. 18, 24), participa en actividades de bienestar social (v. 20), invierte (V. 1 6), tiene empleados bajo su autoridad y cuidado (v. IS).goza de reconocimiento y prestigio (v.28-3 1),tiene una participación social activa y se expresa libremente (v. 26).

CONCLUSIÓN
Tal como hemos visto, algunos de los reclamos del movimiento feminista pueden considerarse válidos. Las exigencias respecto al derecho al voto, a la educación y al trabajo. sin duda eran justas… Los grupos radicales, sin embargo, enarbolan demandas que se contraponen a los valores bíblicos. Se atenta contra la familia tal como Dios la diseñó y se irrespeta el sagrado derecho a la vida
Lo mejor es vivir una feminidad fundada en valores cristianos, lo cual permitirá que la mujer cumpla su misión de preservar la familia. servir a su comunidad y proteger ante todo el derecho de la vida. La mujer que pone al Señor Jesús en primer lugar, que lo busca de todo corazón, es bendecida en todas sus áreas, y su estima sobrepasa larga‐ mente a la de las piedras preciosas (Proverbios 31:10).

fuente: guia dominical eccad sobre la Sana Doctrina 2020
Que te causó este contenido?
Like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry
You have reacted on"(4) EL MOVIMIENTO FEMINISTA enseñanza para Escu..." A few seconds ago
>